Poemas Cristianos

Sin Cristo, NO

Poemas
A Las Puertas Del Cielo
Ansianidad
Cristo
Cristo Vive
Contraste De La Vida
Dificil Lenguage
El Persequidor Perseguido
El Testamento
Esperanza Que No Averguenza
Jesús El Amigo
Jesucristo Pan De Amor
Mi Soledad
Mi Sombrío Valle
No Hay Otro Nombre
Ofrecimiento Divino
Perdonar
Qué Imagen Damos de Cristo
Reconciliación
Sin Cristo, NO
Tras Los Vidrios del Balcón
Ven A Mi
Un Amigo Fiel

Iglesia Evangélica Ministerio Sanador
San Juan, Puerto Rico

 

Sin Cristo, NO

Daniel Nuño (España)

 

 

Cuantos desengaños hay en esta vida.

Cuanta fe mentida  se suele encontrar.

Muchos que queriendo ser buenas personas

ante los problemas vimos desertar.

 

Estuvieron cerca  siguiendo el maestro.

Copiaron su ejemplo de amor y virtud.

Y por conseguirlo cuanto se esforzaron.

Pero no aceptaron a Cristo en la Cruz.

 

Luego se marcharon, su ilusión fue vana.

La vida cristiana no es imitación.

Mal puede un creyente imitar a Cristo

si este no ha nacido en su corazón.

 

Solo El puede darnos vida verdadera.

Sin El no hay manera de obrar con poder.

Por eso sucede que muchos fracasan

porque todo basan en querer hacer.

 

Cuando Cristo cambia nuestros corazones

cambia las razones de nuestro existir.

Pone en nuestra mente una visión nueva

y entonces sus huellas podemos seguir.

 

   

Antes no, Sin Cristo  el esfuerzo es vano.

Con el ser cristiano es lo natural.

Entonces su ejemplo cobra un nuevo brillo

y aunque no es sencillo es fenomenal.

 

Los que en el buscaron  solo un aliciente

no es raro se encuentren pagando su error.

Cristo era en sus vidas como un bello encaje

solo un personaje no su Salvador.

 

Es hermoso y dulce sentirse guiado

por El y amparado por su mano fiel.

Ni sus mandamientos resultan penosos.

Es maravilloso caminar con El.

 

Seguir al Maestro no es solo imitarle.

Es más, es llevarle en el corazón.

Compartir su aliento sentir sus latidos

es de sus sentidos participación.

 

El pone en nosotros su naturaleza.

Su luz se refleja en nuestro vivir.

Está pues en Cristo nuestra alma escondida.

La vida en su vida se debe fundir.

 

Precioso misterio divina clemencia

que a nuestra conciencia impulsa a cantar.

Para ir al cielo hay un plan divino.

Cristo es el camino ¿Lo quieres andar?

rSr

Return To Iglesia Evangéilca Ministerio Sanador

Adm. por: RobbySotto