Poemas Cristianos

Mi Sombrío Valle

Poemas
A Las Puertas Del Cielo
Ansianidad
Cristo
Cristo Vive
Contraste De La Vida
Dificil Lenguage
El Persequidor Perseguido
El Testamento
Esperanza Que No Averguenza
Jesús El Amigo
Jesucristo Pan De Amor
Mi Soledad
Mi Sombrío Valle
No Hay Otro Nombre
Ofrecimiento Divino
Perdonar
Qué Imagen Damos de Cristo
Reconciliación
Sin Cristo, NO
Tras Los Vidrios del Balcón
Ven A Mi
Un Amigo Fiel

Iglesia Evangélica Ministerio Sanador
San Juan, Puerto Rico

Mi Sombrío Valle



Tengo el alma rota, triste y dolorida.
La vida no es dulce dentro de mi ser.
Tal vez no se nota, pero hay una herida
que sangra y produce un gran padecer.

Aparentemente no tengo motivos.
Estoy rodeado de satisfacciones.
Y es que, ciertamente, Dios me ha bendecido.
Mi vida ha colmado con sus bendiciones.

Pero hay una pena amarga y profunda
que mi alma traspasa como un aguijón.
Es algo que quema mi entraña y que abunda.
Un fuego que abrasa y me hace traición

Hay muchos momentos, que por circunstancias,
la sonrisa, oculta mi intenso sufrir.
Llorando por dentro lágrimas amargas,
aunque exteriormente logre sonreír.

Voy cruzando el valle de sombra de muerte,
y mi pecho herido sangra con dolor.
Pero no estoy solo... Tengo la gran suerte
de que está conmigo mi amigo y Señor.

La vida es amarga. No es fácil la senda
que sigue confiado el cristiano fiel.
Mas, entre esta carga, hay paz, tan intensa,
que hasta saben dulces las gotas de hiel.

Entre tanta espina hay miles de rosas,
que con su fragancia compensan mi mal.
La Gracia Divina hace provechosas
las cosas que dañan mi cuerpo mortal.

A Dios he rogado millares de veces
que quite esa espina de mi alma infeliz.
Pero resignado a El digo en mis preces,
que haga Su Divina Voluntad en mi.

Y entre las cenizas de mi sufrimiento,
surge su respuesta... Brota su Verdad.
El está conmigo en todo momento.
Siento su presencia en la tempestad.

¡Gloria a Dios...! Ya entiendo que El también comparte
los momentos tristes que hay en mi camino.
El, a fuego lento, forja mi carácter,
para hacerme útil en Su plan divino.

Si El así me cuida, no quiero quejarme.
Prefiero ir llorando si El está conmigo.
Y si mis heridas permite que sangren,
El sufrió primero para ser mi Amigo.

Daniel Nuño (España)

rSr

Return To Iglesia Evangéilca Ministerio Sanador

Adm. por: RobbySotto